Lesiones del Ligamento Cruzado Anterior

La ruptura del ligamento cruzado anterior de la rodilla es una lesión muy común, especialmente en los deportes de contacto. De acuerdo con la Sociedad Americana de Ortopedia, alrededor de 150.000 lesiones del LCA ocurren cada año en los Estados Unidos.

La rotura, que es la más común en la articulación de la rodilla, se debe a una fuerte torsión de la misma, produciéndose una ruptura de los ligamentos que estabilizan el fémur y la tibia.

La lesión del LCA se produce principalmente durante la actividad deportiva, pero también puede ocurrir en diversas situaciones, como al esquiar, al bailar o simplemente en un mal gesto.

Algunos accidentes importantes, como los de coche y  moto también pueden conducir a lesiones del LCA, en estos casos las lesiones relacionadas son frecuentes.

En general, no existe duda de que el fútbol es el deporte campeón en número de lesiones del LCA, pero pueden producirse en el baloncesto, en voleibol, tenis, skate, balonmano… No es infrecuente que una persona que va esquiar por primera vez acabe produciéndose una rotura del ligamento cruzado anterior.

Aunque en números absolutos los hombres son la mayoría de los pacientes con rotura del LCA, cuando comparamos el riesgo de traumatismos en condiciones similares (en el fútbol, por ejemplo), las mujeres tienen una mayor incidencia de problemas con el ligamento cruzado (de 2 a 8 veces más propensas a romperse).

Descripción de la lesión del LCA.

Durante la actividad deportiva, un mal giro, un mal apoyo o una mala entrada de otro atleta, puede poner en tensión el ligamento cruzado anterior. Si la energía del movimiento es muy intensa, podría romper el LCA en su totalidad o parcialmente.

El mecanismo clásico de la ruptura del LCA es un giro de la rodilla con el pie fijo en el suelo, con la tibia fija en relación con el fémur.La aparición de los daños asociados, tales como dolencias de menisco, cartílago u otros ligamentos, es común.

Si la lesión de ligamento cruzado anterior no se trata, las posibilidades de lesiones asociadas aumentan con el tiempo.

 

 Video de una lesión del LCA:

Los daños en el ligamento cruzado pueden ser total o parcial en función del número de fibras que se rompan. Muchas veces la resonancia magnética nos desvela que la rotura no es total, solo parcial. Y otras veces durante la cirugía artroscópica, también se observa que algunas fibras están intactas y otras rotas.

El tratamiento de una lesión parcial dependerá de los síntomas que presenta el paciente, del examen físico que el médico haga antes de la cirugía y la apariencia del LCA en la cirugía.

Signos y síntomas de la lesión de Ligamento Cruzado Anterior

Los signos que resultan de las lesiones de ligamentos cruzados anteriores pueden variar mucho de una persona a otra. Dependen de la intensidad del trauma, si hay lesiones asociadas , la sensibilidad del paciente al dolor, la edad…

La historia más común es el de una lesión en la rodilla durante la práctica deportiva. Hay a menudo un chasquido, que puede ser percibido sólo por el paciente o ser audible y también observado por las personas más cercanas.


El dolor suele ser intenso y le obliga a detener la actividad que estaba practicando. Por lo general, es difícil apoyar el pie y la persona necesita ayuda para caminar. La inflamación de la rodilla estará presente en casi todos los casos, se puede observar inmediatamente después del percance o al día siguiente.

Es difícil hacer un movimiento completo de la rodilla, el paciente generalmente tiene una limitación para estirar o doblar la articulación completamente.

En esta situación, se debe buscar ayuda profesional para hacer una evaluación inicial. En un primer momento puede ser difícil de llevar a cabo pruebas específicas que demuestren la lesión del LCA, pero seguramente el traumatólogo ya puede sospechar de esta lesión.

Para aliviar el dolor puede hacerse una artrocentesis. También decir que en las lesiones del LCA recientes, la salida de la sangre (hemartrosis) es bastante frecuente.

A continuación se describen algunas pruebas del examen físico de la lesión del LCA. Como he dicho anteriormente, es necesario que el cuadro inflamatorio agudo (inflamación y dolor) sea el mínimo posible para una correcta evaluación inicial.

Las pruebas más importantes para el reconocimiento del ligamento

1) Prueba del cajón anterior: el paciente acostado en la camilla tiene la rodilla flexionada a 90 grados y el médico hace una tracción anterior, para verificar si hay inestabilidad. El vídeo a continuación ilustra cómo lo hacemos:

2) Prueba de Lachman: prueba similar a la del cajón, pero con la rodilla estirada (30 grados de flexión). Ver vídeo:

3) Prueba del tirón o de desplazamiento del pivote: prueba que simula una subluxación de la tibia.

Hay numerosas pruebas adicionales disponibles para detectar una posible lesión de rodilla. Específicos para el lca, para el ligamento lateral, para el menisco, para el cartílago. Es importante llevar a cabo una evaluación médica detallada para detectar lesiones asociadas.

En nuestro país, sobre todo de fútbol amateur, es común que el jugador no valora un primer esguince y no acuda al médico. Se realiza un tratamiento casero a base de: hielo, algunos analgésicos y unos días de reposo.

Al cabo de unos días, la rodilla puede mejorar y volver a la práctica deportiva. Pero en aquellos casos con lesión del LCA, tarde o temprano, volverán a repetirse los dolores pudiendo incluso empeorar la lesión inicial .

Pruebas diagnosticas Ligamento cruzado anterior

El diagnóstico de la rotura del ligamento cruzado anterior comienza con la historia del trauma de rodilla y la aparición de signos y síntomas que mencionamos anteriormente. Continúa con las pruebas específicas que el médico hace al paciente.

La mayoría de las veces, con un gran porcentaje de éxito, puede firmar un diagnóstico de la rotura del LCA sin pruebas adicionales. Pero por razones legales e incluso para evaluar diferentes lesiones asociadas es necesario realizar pruebas radiológicas adicionales.

Hay dos pruebas que se utilizan comúnmente en la evaluación de lesiones LCA:

La radiografía simple o de rayos X: examen de rápida ejecución e interpretación, que se pueden realizar en clínicas y laboratorios. Aunque no muestra directamente la lesión LCA, permite la evaluación de forma de la rodilla, posibles anomalías óseas y, en algunos casos, los signos indirectos de lesión del LCA (fractura Segond). Es una prueba importante en casos ya operados, nos puede mostrar la posición (correcta o no) de los túneles óseos preparados y tornillos utilizados en la cirugía de reconstrucción del LCA.

fratura de Segond-rayos x

  •  Resonancia Magnética Nuclear (RMN): Prueba moderna que se hace en laboratorios, hospitales o clínicas con la capacidad de diagnosticar con gran precisión los distintos tipos de lesiones de hueso, ligamentos, meniscos, múscular y de cartílagos de la rodilla.

resonancia magnetica LCA

Por lo tanto permite un diagnóstico preciso, que en conjunto, con el cuadro clínico, permitirá al traumatólogo llevar un plan de acción.

En algunas situaciones especiales, sobre todo en los pacientes ya operados y que tienen tornillos de metal en la rodilla, puede que las imágenes de la resonancia no salgan muy precisas y complicar el diagnóstico; en estos casos, el médico puede ordenar pruebas mas específicas.

INFORMACIÓN IMPORTANTE:

 

Summary
Review Date
Reviewed Item
Lesiones del LCA
Author Rating
51star1star1star1star1star

Share this Story